CÓMO SACAR EL MÁXIMO PARTIDO DE VUESTRAS CAMPANAS

Cuando escogemos una campana extractora para la cocina tenemos múltiples opciones para elegir. Hay des de la típica campana decorativa, la telescópica, el grupo filtrante, las de techo…Cada cocina requiere un tipo de campana pero sobre todo dependerá del presupuesto y de la capacidad de extracción del humo que queramos.

Llevamos treinta-y-dos años abiertos y trabajando con la marca de campanas Pando que nos han aconsejado y han sabido dar respuesta a una gran variedad de problemas surgidos a lo largo de los años. Esta marca dispone de un servicio muy calificado de ingenieros que se desplazan a casa del cliente y le asesoran para escoger el mejor tipo de campana, el tiraje y el recorrido más adecuado para el tubo de extracción de humos.

Pando aconseja que no haya mucho recorrido entre la campana y la salida de humos ya que se evitan crear codos que hacen que el motor de la campana pierda potencia al extraer el humo. Además se precisa que el conducto de salida sea de un diámetro de quince centímetros.

Cuando nos pongamos a cocinar hay que tener muy presente que antes de nada encenderemos la campana. La tendremos encendida unos cinco o diez minutos antes de poner el recipiente en las placas. Escogeremos la potencia máxima si cocinamos productos grasos y una baja cuando sólo generen vapores de agua lo que cocinamos. También les aconsejamos que dejen la campana encendida unos minutos después de haber terminado con la cocción de los alimentos ya que de esta manera nos aseguramos que se evacuen los olores y no nos quede la casa impregnada con olor de brócoli, pescado…

Es básico tener los filtros de la campana limpios ya que si están sucios el motor tendrá que trabajar más para absorber la misma cantidad de aire. Limpiarlos no es nada difícil. Sólo hay que sacarlos y si no queremos complicarlos la vida los colocamos en la parte trasera del lavavajillas (para evitar que el abrillantador lo oscurezca) y una vez finalizado el programa tendremos unos filtros relucientes y libres de grasas.

Con estos consejillos conseguiréis sacar el máximo rendimiento de vuestras campanas y no os será un engorro cada vez que tengáis que cocinar.