CÓMO DISEÑAR UN VESTIDOR

Hoy en día el vestidor es uno de los ejes centrales que hay que tener en cuenta cuando pensemos en renovar nuestra casa y es el objeto de deseo de cualquier mujer. Os daremos unos consejos muy útiles que os ayudarán a tener el espacio bien provechado y que sea lo más funcional posible.

Primero de todo hay que saber dónde lo colocaremos. Hoy en día si no disponemos de una habitación específica para el vestidor podemos aprovechar el pasillo, el vestíbulo, la esquina del dormitorio…Lo ideal es disponer de una habitación dedicada única y exclusivamente al vestidor, pero hoy en día debido al espacio reducido de los pisos es cada vez más imposible que podamos disponer de una habitación extra para la ropa.

Es aconsejable que los muebles que forman el vestidor midan de profundidad un mínimo 55 cm y de ancho unos 90 cm. También hay que tener en cuenta que no sobrepasen los 180 cm de alto ya que si no precisaremos de escaleras o taburetes para coger la ropa que deseamos y esto no es nada práctico.

VESTIDOR CON PUERTAS CORREDERAS. INCLUYE UN PAMTALONERO, CAJONES Y ESTANTES. Ya entrando en cómo organizar el interior del armario os aconsejamos que tengáis muy en mente que tipo de ropa tenéis. Es aconsejable poner la ropa que utilizamos más a menudo en la parte baja del armario para facilitarnos las cosas ya que la encontraremos a simple vista. Si son vestidos largos, pantalones, abrigos o jerséis. En función de esto deberéis optar por poner más o menos estanterías, cajones o bien elementos abatibles como los pantaloneros.

 

Si dividimos el armario en dos alturas ganaremos espacio ya que dispondremos del espacio superior para camisas y jerséis y la parte inferior para pantalones y faldas. Para las prendas más largas como abrigos, faldas lardas…colocaremos una barra en la parte superior del armario para colgarlos adecuadamente y evitar que tengamos que doblarlos y cojan malas formas.

No pretendáis colocar la ropa de todas las temporadas en el armario, salvo que dispongáis de un enorme vestidor. Normalmente encima del vestidor se colocan altillos que podemos aprovechar para guardar la ropa de otras temporadas en cajas. Así no tendremos el vestidor abarrotado lo que nos impediría encontrar fácilmente la ropa.

Es importantísimo no olvidarnos del gran aliado de las mujeres: el zapatero. Es conveniente reservar una zona inferior del vestidor para esta función y lo más aconsejable es colocar cajones extraíble de manera que tendremos más a mano los zapatos.

Los cajones son buenos aliados para almacenar ropa interior o accesorios, como por ejemplo bolsos o bufandas. Pero hay la posibilidad de poner cajones de menor profundidad para guardar cinturones o bisutería.

Es aconsejable que si no disponemos de luz natural coloquemos luz artificial blanca, dirigida siempre a la ropa para evitar crear sombras. Este tipo de luz es el ideal para escoger la ropa y ver los colores adecuadamente.VESTIDOR ABIERTO

Hay quienes sueñan con un vestidor abierto. Estéticamente se tiene que ser muy ordenado ya que como no hay puertas que camuflen el interior se ve todo. Pero una gran ventaja de tener el vestidor abierto es que podremos encontrar lo que buscamos rápidamente ya que no deberemos abrir puertas. Todo está a la vista.

Hay que valorar los pros y los contras de cada tipo de vestidor y reflexionar bien antes de tomar una decisión.