GRIFERÍA INNOVADORA Y DE LUJO

La marca KWC (Karrer and Weber Cie) acaba de llegar al mercado español de la mano de Pando. Esta empresa tiene una fuerte presencia a nivel internacional en países cómo Alemania, Italia o Estados Unidos. La empresa suiza es sinónimo de lujo y diseño y se caracteriza por aplicar los últimos avances en tecnología y su funcionalidad a largo plazo a sus productos.

ORÍGENES DE KWC

Los orígenes de KWC se remontan al 1874 cuando Adolf Karrer creó una empresa de elaboración de cajas musicales. Tres años más tarde Karrer incorporó una empresa de fundición. En 1888 Eugen Weber entró a formar parte de la sociedad como encargado del servicio de ventas y de contabilidad. Pero no fue hasta el 1897, con la muerte de Adolf Karrer, y la posterior entrada a la empresa de Walter Luginbühl que empezaron a fabricar los grifos.

En 1902 la fabricación de cajas de música quedó desterrada y fue en 1906 cuando los primeros grifos fueros presentados coincidiendo con la exposición de Reinach. Sus inicios fueron destacables: en 1911 vendieron la grifería de los hoteles Ritz de Paris y del hotel Negresco de Niza.

El primer grifo extraíble de la fábrica suiza fue fabricado en 1957 y desde entonces han continuado avanzando en el mundo de las cocinas y los baños. Aunque el primer grifo no tienen nada que ver con lo que nos propone la empresa actualmente. Lo único que no ha cambiado ha sido el proceso de elaboración. Los grifos se elaboran a partir de la fundición de coquilla y de barras de latón, de esta manera se obtienen los grifos en bruto. Una vez finalizado el proceso los técnicos controlan uno a uno los grifos para asegurarse la satisfacción del cliente. Finalmente éstos pasan al proceso mecánico donde las máquinas los pulen y los rectifican, antes de pasar a la fase de cromado final.

Desde sus orígenes han sido una empresa innovadora. En 2002 crearon el grifo KWC Soda con un sistema de agua con gas. Un año más tarde empezaron con la elaboración de grifos para el baño.

En 2005 lanzaron el grifo KWC EVE un grifo con sistema de led incluído. Un año más tarde la empresa suiza ganó por este grifo el premio al mejor diseño. Este grifo está creado pensando en la silueta femenina.

Y desde entonces no han cesado con de innovar en este mercado. Por ejemplo los grifos de la serie KWC ONO tienen un sistema llamado TIPCONTROL que nos permite regular la temperatura del agua con sólo pulsar el grifo. Pulsando una vez tendremos el agua fría (indicada con un led azul), dos veces para el agua templada (led naranja) y 3 para la caliente (led rojo). O el sistema LUMINAQUA que permite combinar luz y agua en grifos como los de la serie EVE.